Recolección y transporte

Cosechamos todas nuestras aceitunas de forma totalmente mecanizada, para impedir que ninguna toque el suelo y disminuir al máximo el tiempo de recolección.

El momento preciso es cuando la aceituna haya alcanzado su punto óptimo de maduración. Esto es cuando habiendo perdido su carácter vegetal, contiene en su interior todas sus cualidades organolépticas.

Nuestra modesta producción nos permite recoger todas las aceitunas en el momento justo y en un tiempo muy reducido, garantizando que todas ellas lleguen a la almazara sin sufrir ningún deterioro.

Nada más recoger la aceituna se carga en contenedores y salen destino la almazara, que se encuentra a escasos 20 minutos de la plantación.

El tiempo que transcurre desde que se recolecta, hasta que se da inicio a su molturación, es clave para elaborar un virgen extra del máximo nivel.