El aceite que nace de la naturaleza

Nuestro aceite procede de dos fincas situadas en la vega del rio alhama en los términos municipales de Cervera del rio Alhama y Fitero. El clima de esta zona, con una baja pluviometría anual y terrenos calizos, propicia un ecosistema característico.

Todo el olivar se distribuye en parcelas independientes con características de suelo y altitud diferentes, lo que confiere al aceite distintos atributos.

Los olivos que se encuentran en el término de Cervera del río alhama, acebuches centenarios y empeltres ecológicos, están en la reserva de la biosfera “valle de añamaza”, zona de altitud límite para el olivar, que otorga unas cualidades organolépticas muy especiales, tradicionalmente apreciadas en la región.

Por otro lado los olivos del término de Fitero, tienen dos áreas marcadamente diferenciadas; monte, con parcelas francolimosas, calizas y mixtas, que producen muy poca cantidad de aceituna pero de maduración muy temprana. Y vega, con parcelas constituidas por gravas, otras arcillosas con salitre y por último otras de tierra arenosa con algo de arcilla.

La gran diversidad de suelos y altitudes, nos han animado a independizar la elaboración del aceite de cada parcela