Ubicada en la antigua villa de Tudején

El entorno histórico de los olivares de "CASTILLO DE TUDEJÉN", aporta a nuestro aceite una identidad única.

La finca denominada "Dehesa del Castillo" se encuentra ubicada en la antigua villa de Tudején, que junto a su castillo y sus balnearios fue donada por el rey castellano Alfonso VII en el siglo XII a la orden del Císter.

El monasterio que hoy podemos visitar fue fundado por San Raimundo Abad y posteriormente el municipio tomó el nombre de Fitero que etimológicamente deriva de “hito”, “muga” o “mojón”, debido a que en esta zona se haya el llamado “mojón de los tres reyes”, lugar fronterizo de los reinos de Aragón, Castilla y Navarra.

Las tierras estuvieron en poder de los monjes hasta la desamortización de Mendizabal en el S. XIX.

Interesante es la visita a la "nevera de San Valentín", construcción en piedra del S. XVII utilizada para almacenar la nieve durante el invierno.

Del castillo apenas quedan sus ruinas, y a sus pies cerca del rio se encuentra la "cueva de la mora”, citada en las leyendas del poeta sevillano G.A. Bécquer, quien estuvo hospedado en el balneario que lleva su nombre.